Despedida de Soltero en Tarragona

Tras haber estado en varias despedidas de soltero, la verdad es que todas me empezaban a parecer lo mismo, por lo tanto en esta ocasión que era mi despedida opte por hacer algo totalmente diferente. Y esto es pasar todo el fin de semana con mis mejores amigos, ya que ahora nos es muy complicado poder estar todos juntos.

Todos os preguntaréis como es que este tío organiza su despedida, y se que es muy poco usual, pero sabía que así ninguno de mis amigos me podría decir que no, cuando les dijese que prepararan las maletas el sábado, que el domingo estábamos en casa, además como era en Tarragona tampoco tardábamos mucho tiempo.

El sábado por la mañana salimos de camino a Tarragona, quedamos todos en la puerta de mi casa y según salí ya me disfrazaron de abeja maya, imaginaros la vergüenza que pase en el barrio. Lo primero que hicimos al llegar a Tarragona fue paintball y quads. En los quads me lo pase en grande, no puedo decir lo mismo del paintball, ya que me pusieron fino a bolazos, termine con moratones por todo el cuerpo “fue una mala idea esto del paintball”.

Luego comimos una calçotada espectacular y de postre me trajeron una chica espectacular que me hizo un striptease, lo peor de todo fue que llevaba una madera y también me puso tibio a maderazos, menudo día llevaba, solo pensaba en como le iba a explicar a mi futura mujer el estado en el que se encontraba mi cuerpo, después del espectáculo mis amigos me dijeron vamos a despedirnos fuera de la striper y lo que hicieron fue esposarme a un árbol al lado de la carretera y me pusieron un cartel que ponía “vendo miel”, imaginaros los coches que pasaban y se encontraban a un tío disfrazado de abeja maya y con ese cartel, fue un poco humillante, ahora lo pienso y me río pero la hora que estuve esposado mientras mis amigos estaban de botellón fue una autentica putada.

Después de esto hicimos una capea, mis amigos me cambiaron el disfraz y me pusieron un traje de torero, los muy cabrones cuando venia la baquilla me bajaban los pantalones y algún que otro revolcón me lleve, pero ya me lo tomaba todo con filosofía.

Luego nos fuimos a un hostal rural que estaba en Tarragona. La verdad es que no hacia nada más que pensar quien me mandaría a mí organizar mi despedida de soltero en Tarragona.

Tras la ducha nos fuimos a cenar a DespeAventura una fiesta en un lugar perdido con mas grupos que estaban de despedida y la cena fue espectacular para mis amigos, claro, yo no paraba de salir al escenario una y otra vez… aunque allí si que me lo pasé bomba, gemía orgasmos, le peté un globo en el culo a una tía tremenda y a la que llamaban pantója…jaja mis amigos me mandaron un video de como me besaba…aunque yo no lo recuerdo… en toda la noche no me falto ni una copa que llevarme a la boca, ya que no paraban de pedirme copas estos cabrones. A pesar de tirarme a la piscina y caerme 2 veces del toro mecánico una encima de una chica que casi me la cargo… llego un momento que no podía beber mas y termine vomitando dentro de un altavoz de la discoteca, cuando cerraron la sala estaban varios de mis amigos buscándome hasta que uno me encontró, casi pegado al vómito, me echó una botella de vichí semiconjelada y espavilé de golpe.

Nunca olvidare mi despedida de soltero en Tarragona, y si me volviera a casar jamás me la volvería a organizar.